Saltar al contenido
Aruna Yoga

7 CAMBIOS FÍSICOS GRACIAS AL YOGA

Con la práctica continuada del Yoga podremos observar diferentes cambios. Tanto físicos como mentales. En este post me quiero centrar en ALGUNOS de los beneficios físicos del yoga, los cuales suelen ser más “rápidos” que los mentales aunque siempre van a la par.

1.- SENTIR NUESTRO CUERPO.

Nuestro cuerpo está con nosotros desde antes de nacer y va cambiando a lo largo de los años. Debido a las prisas, a la mente y a diferentes ocupaciones no nos paramos a sentirlo ni a escucharlo. Con el Yoga de forma natural nos daremos cuenta de las sensaciones sobre nuestro cuerpo. Como por ejemplo, malas posturas, a qué pierna llevamos más peso habitualmente, cómo nos sentamos, cómo caminamos,… este produce un gran beneficio sobre todo a la hora de prevenir diferentes dolencias físicas.

2.- FLEXIBILIDAD.

Partiendo del punto anterior, observaremos que tenemos más flexibilidad. Y no me refiero a hacer unas asanas (posturas) perfectas, si no poder llegar a atarnos los zapatos sin molestias, tener menos caídas, llegar a coger ese tupper que está un poco más alto en la cocina,… y eso se llama: MEJORA EN LA CALIDAD DE VIDA.

3.- EQUILIBRIO.

Una de las muchas cosas que solemos perder con la edad es el equilibrio. Pero esto se puede practicar. Hay muchas posturas de yoga que trabajan el equilibrio y existen también variantes a esas mismas posturas para las personas que no llegan a hacer la postura original. En ambos casos los progresos son evidentes.

4.- MUSCULATURA.

El Yoga, como ya he escrito en alguna otra ocasión no se centra exclusivamente en la parte física.Las posturas trabajan todas las partes del cuerpo fortaleciendo la musculatura. Por ejemplo, quien haya practicado alguna de las posturas del guerrero (Virabhadrasana) habrá notado que al día siguiente (o durante varios días) en algunas ocasiones tiene agujetas, pero que a la vez sube las escaleras o las cuestas de forma más fácil, casi sin esfuerzo. Esto es gracias al trabajo muscular que se ha realizado.

Virabhadrasana

5.- RESPIRACIÓN.

Otras de las cosas que nos acompaña durante toda la vida y que no le prestamos atención es la respiración. Cuando somos bebés respiramos principalmente con el abdomen. La respiración abdominal  es una respiración relajante, sin tensiones. Según vamos creciendo y aumenta nuestra ansiedad y nuestras preocupaciones esa respiración va siendo cada vez más alta, torácica e incluso clavicular (fijaros en un momento en el que estamos en tensión, con ansiedad, la respiración abdominal es casi inexistente).

6.- DEFENSAS DE NUESTRO ORGANISMO.

Con la práctica habitual de Yoga se nota que nuestro organismo está más protegido ante resfriados, e incluso  ante infecciones. Se produce una auto-regulación de todos los sistemas del cuerpo.

7.- SISTEMA NERVIOSO CENTRAL.

Al trabajar conjuntamente nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra respiración se produce de forma natural un equilibrio tanto físico como mental, este equilibrio se origina a través de nuestro sistema nervioso central y desde ahí se ramifica al resto de cuerpo a través de los nervios.

Recuerda que estos beneficios físicos del yoga son solo una muestra, con la práctica descubrirás poco a poco más.

Espero que este artículo te haya resultado de ayuda.

Si quieres dejar un comentario para explicar tu experiencia sobre el mismo será bienvenido.

¡ Buena práctica !

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This