Saltar al contenido
Aruna Yoga

INVIERNO SIN RESFRIADOS

En el Yoga existen numerosos  procedimientos de limpieza y purificación del organismo para mantenerlo perfectamente limpio, la limpieza nasal es uno de ellos.

De forma natural, el cuerpo rechaza espontáneamente los residuos y las toxinas a través de los riñones que filtran la sangre y con la orina eliminamos los compuestos úricos, muy tóxicos, y liberamos al cuerpo de los desechos provenientes de la digestión. La piel también expulsa toxinas y los pulmones evacúan el exceso de dióxido de carbono.

Pero hay ciertos desechos que el cuerpo no puede eliminar de forma automática o le cuesta más. Por ello estamos obligados a lavarnos la piel cada día, limpiarnos los dientes, etc.

Pero el  Yoga va más lejos.

LIMPIEZA NASAL (JALA NETI)

La respiración es vida, y una buena respiración se traduce en una mejor calidad de vida.

Para ello necesitamos tener el aparato respiratorio limpio de mucosidades. Estas mucosidades se forman como defensa para impedir el paso del polvo que hay en el aire y otros organismos perjudiciales.

Generalmente podemos desacernos de gran parte de esas mucosidades pero para los yoguis es insuficiente.

La ducha nasal (Jala Neti) limpia a fondo  la mucosidad dejando una agradable sensación en las fosas nasales. Pudiendo permitir respirar profundamente.

Neti nos protege de una forma muy simple contra los catarros, algo para lo cual no se ha descubierto aún ningún remedio específico.

TÉCNICA DE JALA NETI (LIMPIEZA NASAL)

Para la técnica que voy a explicar no se necesita ningún “aparato” especial: Solamente lo siguiente:

  • un tazón.
  • agua tibia (mejor previamente hervida para eliminar impurezas).
  • una cucharilla de café.
  •  sal.
  1. Llena el tazón con agua tibia (a una temperatura que tus fosas nasales la tolere).
  2. añade una cucharadita rasa de sal (aquí hay que ir ajustando, para que no te  produzca irritación, puede que en vez de una cucharadita rasa puedas necesitar solo media), la sal es necesaria para regular la osmosis.
  3. Mantén el tazón en horizontal y sumerge las dos fosas nasales en el agua. No aspires el agua como si lo hicieses con el aire, entraría con demasiada fuerza, hay que realizar un pequeño movimiento de bombeo con la glotis y notarás como el agua asciende y percibirás un gusto a salado.
  4. una vez que el agua llene tu boca la expulsas y repites dos o tres veces más (puedes hacerlo hasta que se termine el agua del tazón, según tu capacidad).
  5. Una vez que hayas terminado, realizas varias espiraciones forzadas para expulsar todo el agua de tu nariz y secas bien las fosas nasales, importante.

Esta técnica se puede realizar también con una lota. La preparación del agua sería la misma. La diferencia es que se introduce la lota por una de las fosas nasales, se ladea la cabeza y se deja que salga el agua por la otra y se invierten las fosas.

Lota para limpieza nasal

Espero que te haya sido útil este post y si quieres hacer algún comentario no dudes en escribir.

Namasté.

 

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This