Saltar al contenido

La respiración en la meditación.

respiración en meditación Aruna Yoga

Dentro del artículo <<7 elementos importantes en la meditación>>, cité como uno de los elementos  la respiración en la meditación haciendo una breve descripción.

En este artículo quiero dar ciertas claves en relación a la respiración durante la meditación.

meditación-respiración Aruna Villaviciosa

CLAVES DE LA RESPIRACIÓN DURANTE LA MEDITACIÓN.

  1. Sigue atentamente la respiración, contempla la respiración. Cada inspiración y cada espiración es la primera y la única.
  2. No controles ni dirijas la respiración.
  3. No caigas en la trampa de pensar en la fisiología de la respiración; ni te imagines cómo el aire entra por la nariz, cómo desciende y llega a tus pulmones,..céntrate en sentir. Nuestra mente va a buscar explicaciones intelectuales para distraerse en todo momento.
  4. Si pierdes la atención a menudo durante la respiración consciente, practica ejercicios de conteo  para entrenar tu concentración.
  5. No trates de bloquear los pensamientos según van apareciendo, es mejor que los observes y los dejes pasar como quien observa una nube que pasa por el cielo. No seas demasiado duro contigo mism@.
  6. Una postura correcta (espalda derecha y centro de gravedad bajo) nos ayuda a respirar de forma natural y a seguir la respiración. Al tener la parte superior del cuerpo bastante relajada, sobre todo los músculos del cuello y de los hombros. A su vez permite que la atención permanezca libre y no dirigida a nudos de tensión.
  7. La respiración correcta es la respiración desde el diafragma y usando los músculos abdominales, así se realiza una respiración profunda. La respiración torácica en cambio es una respiración de urgencia que acude en momentos de tensión.
  8. Recuerda que el cuerpo dispone de una profunda sabiduría. Y la respiración forma parte de ella.
  9. No intentes cambiar intencionalmente el ritmo respiratorio, no estamos haciendo un ejercicio de pranayama. Simplemente sintoniza con el ritmo de tu respiración.
  10. Recuerda, SIENTE. Puedes ayudarte centrándote en el frescor del aire mientras lo inhalas por la nariz, y en su calidez mientras lo exhalas de nuevo por las fosas nasales, percibe las sutiles sensaciones.

Espero que estos pequeños “consejos” te sean de utilidad y recuerda que lo más importante es que los practiques, en meditación no existe una “buena meditación” o una “mala meditación” el hecho de ponerse a meditar es ya de por sí lo importante. Avanzar en la práctica es una cuestión de cotidianidad.

Si quieres comentar tu experiencia, dudas o cualquier otra cosa, puedes hacerlo  en el apartado de comentarios.

Namasté.

LLAMA A ARUNA YOGA