Saltar al contenido
Aruna Yoga

LIMPIEZA DE LA LENGUA (DHAUTI DE LA LENGUA)

Como ya expliqué en algún otro artículo, para los yoguis, la limpieza profunda del cuerpo es muy importante. Es una de las bases para mantener la salud. Los yoguis no se conforman con la limpieza externa (piel, pelo,…). Van más allá y a veces llegan a límites que desde el punto de vista de una persona que no practica estas limpiezas le pueden parecer incluso extremos.   Pero no te asustes, … esta limpieza de la lengua (Dhauti) es un método muy sencillo y que apenas necesita utensilios para realizarla.

HÁBITO SALUDABLE: LIMPIEZA DE LA LENGUA.

Algunas personas se limpian la lengua con un cepillo de dientes. Pero esto tiene como inconveniente que irrita la lengua (el velo del paladar es muy sensible) y además es poco eficaz.

En el procedimiento del yoga, se suele usar un limpiador lingual de madera o uno muy habitual, y que se puede encontrar cada vez en más tiendas, es el de cobre. Aunque actualmente ya lo hay de otros materiales como el plástico.

Limpiador lingual

En el caso de no disponer de uno de estos limpiadores (aunque recomiendo conseguir uno) se puede sustituir por una cucharilla de café. Pon su parte convexa hacia arriba y raspa con el borde la lengua de atrás hacia adelante. Después de unas cuantas veces comprueba la cucharilla y verás el resultado. A continuación raspa la lengua de izquierda a derecha y al contrario. Termina cuando veas que ya no salen más impurezas. Colócate enfrente de un espejo y comprueba cómo de limpia está tu lengua.

Los yoguis usan esta técnica porque le dan mucha importancia a este órgano ya que es un órgano de absorción de prana (energía) a través de los alimentos.

Hoy en día que cada vez comemos más rápido y no damos tiempo a saborear la comida, es aún más importante la limpieza de la lengua para poder digerir bien los alimentos. A  partir de la salivación preparamos al resto del sistema digestivo para que realice su función con el bolo alimenticio.

Si la lengua está obstruida por impurezas, éstas bloquean esa comunicación con el estómago. Además esas impurezas acaban siendo ingeridas, y lo que más nos interesa es expulsarlas para tener una mejor salud.

Esta práctica es sencilla y no lleva más de un minuto. Se trata de coger el hábito y realizarla en el momento de cepillarnos los dientes. Sobre todo por la noche  y por la mañana ya que mientras dormimos es cuando más toxinas acumula nuestro cuerpo.

Espero que haya sido de tú interés este artículo y te sea útil.

Si quieres comentar tu experiencia o dejar un comentario no dudes en hacerlo.

Namasté.

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This