Saltar al contenido
Aruna Yoga

Mantra OM. Vibración universal.

símbolo OM Aruna Yoga

Un símbolo es un signo que establece una relación de identidad con una realidad, generalmente abstracta, a la que evoca o representa. Existen símbolos químicos, matemáticos, de monedas,…y de todo lo que te puedas imaginar. Pues bien, ¿te imaginas un símbolo que represente a todo? A todo lo existente en el espacio y en el tiempo e incluso antes de existir el espacio-tiempo… ese símbolo es OM.

Om es un mantra que su pronunciación trae muchas ventajas tanto sobre el plano físico como el mental. Realmente su pronunciación sería A-U-M.

Una de las mayores barreras para la práctica de los mantras son los prejuicios. En occidente no estamos acostumbrados a la repetición de sonidos como medio para “despejar” la mente dejando que el cuerpo vibre de forma profunda.

CÓMO PRONUNCIAR EL MANTRA OM.

 

Para la práctica del mantra Om debemos sentarnos de forma cómoda, inspirar profundamente y expulsar lentamente el aire, que al pasar hará vibrar las cuerdas vocales pronunciando la “O” de forma prolongada hasta vaciar los pulmones. El sonido debe ser grave y uniforme. Al terminar la espiración cerraremos la boca y pronunciaremos la “M” hasta exhalar los últimos restos de aire. Si pronunciamos la M con profundidad, debemos notar la vibración dentro del cráneo y percibir el masaje que se produce en el cerebro.

BENEFICIOS DEL MANTRA OM.

Las vibraciones del  mantra Om provoca un auto-masaje que llega a todos los tejidos, incluyendo al sistema nervioso, de ahí que bien realizado notemos una sensación agradable de calma y bienestar tras su realización.

vibración Aruna Yoga

Y en mi opinión, ahí está la clave, en la vibración. Todo en el universo es vibración. Las moléculas de nuestro cuerpo están en contínua vibración. El trabajo de los mantras consiste, dentro del plano físico, en hacer que vibre nuestro cuerpo con cierta voluntad. Además de ello, dentro también del plano físico, el trabajo respiratorio que se realiza  es de gran importancia, produciendo una respiración lenta y regular. Una buena práctica del mantra Om asegura la expulsión de la mayor parte del aire residual de los pulmones, al menos hasta el máximo de nuestras posibilidades. Esta expulsión del aire influye en la siguiente inspiración que se vuelve amplia y profunda, comenzando así de nuevo otro ciclo de respiraciones.

A nivel mental, durante la pronunciación del mantra, toda nuestra mente está abstraída en el sonido, en la vibración, dejando un poso de calma a la vez que de una sensación de energía y vitalidad.

También se puede pronunciar mentalmente el mantra Om. Sin emitir sonidos. Esto hace que no tengamos los beneficios fisiológicos que anteriormente he comentado pero sí los beneficios mentales de concentración,  notando la mente más despejada y relajada.

Como siempre podría escribir muchas palabras relacionadas con el tema, pero por mucho que hablase por ejemplo de manzanas… hasta que no pruebes una manzana no vas a saber a qué sabe.

Igualmente, te invito a que practiques el mantra Om. Si en tu clase de Yoga no te atreves por ciertos prejuicios,vergüenza, o que simplemente te sientes rar@  prueba a pronunciarlo en soledad. Pero sobre todo hazlo de forma intensa, sintiendo la vibración dentro de tu cuerpo.

Namasté.

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This