Saltar al contenido
Aruna Yoga

Postura de la cobra. Bhujangasana.

Bhujangasana postura de la cobra

Continúo con la serie de posturas clásicas del hatha Yoga. Esta vez le toca el turno a Bhujangasana, postura de la cobra.

  • bhujanga: cobra
  • asana: postura

Esta postura recibe su nombre porque al realizarla el practicante levanta la cabeza y el tronco, imitando a una cobra.

CÓMO REALIZAR LA BHUJANGASANA.

Aunque como en la mayoría de las asanas existen variantes, voy a explicar de forma resumida cómo ejecutar la postura más clásica.

  1. Túmbate boca abajo con los pies y las piernas lo más juntas posible. Los empeines de los pies que toquen el suelo. Coloca las manos en el suelo aproximadamente a la altura de los hombros con los dedos apuntando hacia adelante. Los antebrazos que estén lo más cerca posible del tronco. La frente sobre el suelo.
  2. MUY IMPORTANTE: contrae los glúteos para proteger la zona lumbar.
  3. Presiona las palmas de las manos contra el suelo y levanta la cabeza y el tronco lo más alto que puedas, por este orden, para extender la columna hacia atrás. Haz este movimiento lo más lento y continuo que puedas.
  4. Vuelve a descender lentamente en orden inverso (primero tronco, después frente al suelo) relajando progresivamente la musculatura de la espalda.
  5. Repite dos veces más y en la tercera ocasión que subas mantén la postura.
  6. Cuando termines descansa en la postura boca abajo, deja caer los talones hacia afuera, coloca una mano encima de la otra y la frente encima de ambas. Suelta y respira de forma natural.

COSAS A TENER EN CUENTA SOBRE BHUJANGASANA.

  • Normalmente ésta y otras posturas de extensión de columna hacia atrás se mantienen menos tiempo que otras asanas porque exigen más esfuerzo. Suelen utilizarse para compensar el trabajo de posturas de extensión hacia adelante, como por ejemplo paschimottanasana (la pinza).
  • En la postura final no es necesario extender del todo los brazos, trabaja al principio con los brazos doblados.
  • Si es de las primeras veces que realizas las posturas, concéntrate en los detalles técnicos, en ejecutar bien cada parte de la asana, no des tirones. Observa los músculos que van trabajando durante el movimiento. Siente la columna vertebral. Y sobre todo sé consciente de tus límites.
  • Si tienes más experiencia en la postura, recorre mentalmente la columna vertebral ascendiendo por ella en cada inhalación y descendiendo en cada exhalación.

BENEFICIOS DE BHUJANGASANA.

  • Proporciona un efecto vitalizante, tonificando el sistema nervioso y la circulación sanguínea de la espalda.
  • Flexibiliza la columna vertebral y la espalda.
  • Las glándulas tiroides y adrenales se regularizan.
  • Debido a la compresión y el estiramiento alternativo del abdomen, la postura beneficia al sistema digestivo.
  • Expande el tórax beneficiando la respiración pulmonar.

Espero que este artículo te haya sido útil para tu práctica habitual y en el caso de que no hayas practicado aún hatha Yoga te animo a comenzar para descubrir los beneficios de estos conocimientos milenarios.

Si quieres puedes dejar un comentario más abajo o contactar con Aruna Yoga.

Namasté.

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This