Saltar al contenido
Aruna Yoga

¿Qué es el Prana? Energía vital.

Desde el punto de vista del Yoga, es importante comprender qué es el Prana porque durante la práctica, en ocasiones, se nombrará y en la literatura yóguica habitualmente se citan términos como los nadis, chakras, etc,…relacionados directamente con el Prana.

El Prana podemos definirlo como la energía vital que está en todo. Impregna cualquier cosa, conocida o desconocida, del cosmos. No es la energía eléctrica, no es la energía luminosa, no es la energía calorífica,…pero todo este tipo de energías (además de todas las existentes) están incluídas en el Prana; podríamos decir que es la suma de todas las energías existentes.

Yo lo comparo con la energía que existe desde el principio de la creación del universo. Según las teorías actuales, el Big Bang es el momento de origen del universo, la gran explosión, a partir del cual se formó el universo. Pues bien, esa energía sigue entre nosotros y es única tanto dentro como fuera de nuestro cuerpo.

El Tantra afirma que el hombre es una réplica a pequeña escala del universo, un microcosmos que contiene todas las cualidades y características del macrocosmos. El Yoga pretende que exista una unión o equilibrio de energía (entre ida y pingala, luna y sol).

Ida y pingala (junto con Shusumna) son los nadis principales (canales del cuerpo sutil a través de los cuales fluye el Prana por nuestro cuerpo).

Mediante el trabajo con las asanas (posturas), con la  respiración (pranayama) e incluso con nuestra mente (dharana, dhyana) movilizamos y regulamos de forma consciente o inconsciente esa parte del Prana que nos toca gestionar cuando llega a nuestro cuerpo.

chakras Aruna Yoga

PRANAYAMA.

El pranayama es la técnica, o incluso podríamos decir la ciencia, del control de la energía pránica  a través de trabajos respiratorios. Las modificaciones en la respiración influyen en la actividad físico-mental. Un ejemplo y prueba evidente de ello es que cuando estamos algo nerviosos. Ese nerviosismo (que comienza siendo mental) se desplaza a lo físico (respiración entrecortada o agitada, movimientos del cuerpo, etc). Regulando la respiración, es decir la energía, el Prana, controlamos esos efectos independientemente de la causa. En conclusión: al controlar el prana, la mente queda controlada.

Pero el Prana no solo se absorbe a través del aire, también a través de los alimentos. La lengua es uno de los receptores principales del prana a través de la alimentación. Por eso es importante realizar la limpieza de éste órgano mediante técnicas como el dhauti de la lengua.

“ Lo que está aquí, está en otra parte. Lo que no está aquí, no está en ninguna parte” (Viswasara Tantra)

Namasté

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This