Saltar al contenido
Aruna Yoga

Tiempo necesario para ponerme en forma con el Yoga.

asanas en Aruna Yoga

En ocasiones algunos alumnos o personas que quieren comenzar a practicar Yoga se plantean  la pregunta de en cuánto tiempo se pondrán en forma con el Yoga.

Debo recordar que el Yoga no tiene como “objetivo”  único que la persona se ponga en forma, aunque sí se utiliza las asanas (posturas) como un medio para llegar al verdadero “objetivo”. Por ello dentro de los ocho pasos de Patanjali, la parte de asanas se encuentra en tercera posición (Yamas, Niyamas, Asanas, Pranayama, Pratyahara, Dharana, Dhyana y Samadi).

¿Cómo podemos interpretar esto? Pues bien, desde mi punto de vista, la importancia que tiene la parte física dentro del Yoga es que se necesita estar relativamente cómodo con nuestro cuerpo (flexible, sin dolores) para que no sea una barrera a la hora de trascenderlo, es decir, para poder realizar el resto de los pasos del Yoga (respiraciones, control de los sentidos, concentración, meditación,..).

en forma con Yoga

TIEMPO DE PRÁCTICA EN YOGA

Y ¿cuánto tiempo se necesita para llegar a ese punto de comodidad con tu cuerpo? Pues depende,… hay personas que anteriormente han realizado ejercicio físico y otras personas que no han realizado nunca o muy poco.

Por lo general en Yoga se recomienda la práctica de asanas como mínimo dos o tres días por semana (aunque lo ideal sería seis días por semana) independientemente de la forma física en la que uno se encuentre para avanzar en la práctica.

Pero ojo, el Yoga no solo es práctica física, y aquí vuelvo a insistir, si durante una postura tu mente está en otro momento o en otro lugar (que es lo más normal) no hay Yoga, podrás tener los beneficios físicos que te aporte la postura al igual que si haces otro ejercicio de los muchos que existen en la actualidad, pero no estás haciendo Yoga.

EQUILIBRIO CUERPO – MENTE.

Yoga es unión. Unión de tu cuerpo, tu mente, tu respiración, todo conectado. La unidad indivisible con el TODO.

Como verás, de la parte más física me he pasado a la parte más metafísica, pero debería quedar claro que aunque trabajemos el cuerpo él no es el objetivo final aunque sí una parte muy importante del camino, no podemos olvidarlo. Cuando estamos físicamente con dolencias es más difícil poder atender a nuestra mente.

Así como cuando nos duele una muela, toda nuestra atención estará centrada en el dolor. Si tenemos contracturas por la falta de movilidad del cuerpo nuestra atención no va a poder trabajar la profundización en la postura ni trascenderla.

Como decían en la filosofía griega: mente sana en cuerpo sano, para alcanzar el equilibrio del alma.

Si te ha parecido interesante el artículo, quieres dar tu opinión o hacer cualquier otro comentario puedes hacerlo desde el apartado comentarios que encontrarás más abajo.

Namasté.

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This