Saltar al contenido
Aruna Yoga

Trataka. Concentración de la mirada.

Trataka llama de vela

En esta ocasión voy a hablar de un ejercicio de concentración llamado Trataka.

Trataka significa fijar la mirada. Es un ejercicio destinado a conseguir dharana (concentración), uno de los ocho pasos del asthanga Yoga de Patanjali.

En el  Hatha Yoga, Trataka se encuentra dentro de los shatkarmas (ejercicios de purificación interna).

Se trata de un ejercicio que se realiza con los ojos, el más clásico es fijar la mirada en la llama de una vela o en otro objeto sin parpadear. A continuación, se cierran los ojos y se sigue visualizando la imagen interiormente.

Debido a estos dos objetivos (limpieza-purificación / dharana-concentrción) Trataka se divide en tres tipos principales:

  • Bahir trataka: limpieza-purificación.
  • Bahir y antar trataka: externo e interno.
  • Antar trataka: interno.

En este artículo voy a describir el más conocido, Bahir Trataka, la concentración externa.

BAHIR TRATAKA.

Se trata de fijar la mirada en un objeto externo. El objeto puede ser cualquier cosa aunque se recomienda que se elija uno que tenga un significado especial para el practicante. También puede utilizarse un punto fijo del cuerpo como la punta de la nariz.

trataka ejercicio de concentración

CÓMO PRACTICAR TRATAKA.

  1. Coloca una vela encendida a un metro de distancia (toma todas las medidas de seguridad necesarias), intenta que la llama de la vela quede a la altura de los ojos.
  2. Siéntate en una postura cómoda, si es posible en postura de meditación con las piernas cruzadas, pero si te resulta muy incómodo puedes sentarte en una silla con la espalda lo más vertical posible y sin tocar el respaldo.
  3. Una vez en la postura  cierra los ojos y toma consciencia de todo tu cuerpo y tu respiración, deja que la respiración se haga fluida. Tu cuerpo debe estar en completa inmovilidad.
  4. Abre los ojos y fija la mirada en la llama de la vela. Mantenla aproximadamente dos minutos.
  5. Cierra los ojos y visualiza la imagen de la llama a la altura del entrecejo.
  6. Cuando la imagen se pierda vuelve a abrir los ojos y repite el ejercicio una o dos veces más.
  7. Cuando termines el ejercicio abandona la imagen de la llama y lleva la atención a tu pantalla mental, simplemente observa qué aparece, sin interferir en los pensamientos, sin apegarte a ellos.

A TENER EN CUENTA EN TRATAKA.

  • Intenta que la mecha de la vela esté en vertical para que la llama sea lo más uniforme posible.
  • Mantén la mirada fija en la llama sin parpadear, al principio solo un par de minutos o hasta que los ojos lloren, lo primero de las dos cosas que suceda. 
  • No pongas tensión en los ojos, si tienes necesidad de parpadear hazlo pero intenta que sea lo imprescindible.
  • Aumente poco a poco el tiempo de permanencia en el ejercicio.

Este sencillo trabajo hace que mejore la concentración y que se liberen tensiones a través del lagrimeo, el cual suele aparecer en alguna o en la mayoría de las ocasiones.

Espero que el artículo te haya resultado útil para tu práctica de Yoga y para avanzar en el autoconocimiento.

Si tienes alguna duda o comentario puedes escribir en el apartado que hay más abajo. Si quieres contactar con Aruna Yoga también lo puedes hacer desde el formulario de contacto.

Namasté

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This