Saltar al contenido
Aruna Yoga

Upanishads. Libros sagrados de la India.

upanishads textos clásicos de la India

Las Upanishads constituyen parte de la sabiduría de los Vedas, se suelen representar como la cumbre más alta del pensamiento de la antigua India.

Tratan elementos esenciales de la filosofía y de la visión espiritual suprema.

Adoptan generalmente la forma de diálogo y se consideran Sruti, es decir, sabiduría revelada directamente de la Divinidad.

El mensaje principal de las Upanishads es la unión del alma y Dios (Atman y Brhaman). Esta idea es común a toda la espiritualidad de la India.

Las Upanishads consta de más de doscientos libros sagrados escritos en sánscrito, lengua indoeuropea de la cual procede la lengua original de la India, el hindi.

Las Upanishads se conocen con el nombre de Vedanta, que significa la meta final de la sabiduría.

SIGNIFICADO DE UPANISHADS.

Existen dos principales interpretaciones en cuanto a significado:

  1. sentado a los pies o en presencia de un maestro.
  2. hacer pedazos, o destruir (las cadenas de la ignorancia).

Debido a que estas enseñanzas se impartían habitualmente en la quietud de algún retiro lejano para no perturbar la tranquilidad de la vida contemplativa, en ocasiones también se conocían con el nombre de Aranyakas, libros del bosque.

El valor de las Upanishads reside en el mensaje esencial que contiene para todas las épocas y los distintos pueblos.

RESUMEN DE LAS ENSEÑANZAS DE LAS UPANISHADS.

Evidentemente, el estudio de las Upanishads llevaría toda una vida (por lo menos), pero a modo de resumen, de sus enseñanzas destacan dos puntos, dos Maha-Vakyam (grandes sentencias):

  1.  Tat twam asi: Eso eres tú.
  2.  Aham Brahmasmi. Yo soy Brahman.

La unidad del Alma y Dios (Atman y Brahman).

Sin los comentarios es prácticamente imposible comprender el espíritu y el significado de las Upanishads. El lenguaje era a menudo oscuro y metafórico; este tipo de textos está pensado, en mi opinión, para personas que son buscadores de la verdad.

Para crear una atmósfera adecuada de pureza y serenidad, las Upanishads comienzan con un Canto de Paz (Shanti-patha).  No es posible comprender los sutiles problemas de la vida si el pensamiento no está tranquilo y la atención concentrada.

escena indú

ALGUNOS PÁRRAFOS DE LAS UPANISHADS.

A continuación voy a citar algunos párrafos que me han parecido interesantes  extraídos de las Upanishads con comentarios de Swami Paramananda.

¡OM! Eso (lo Invisible-Absoluto) es entero;

entero es esto (lo fenoménico visible);

del todo Invisible surge el todo visible.

Aunque este todo visible ha surgido de aquel Todo Invisible,

el Todo permanece inalterado.

¡Om! ¡Paz, paz, paz!

Comentario: En las Upanishads se utiliza el término indefinido “Eso” para designar a lo Invisible-Absoluto, porque ninguna palabra o nombre puede definirlo plenamente. Un objeto finito, como una mesa o un árbol, puede ser definido, pero Dios, que es infinito e ilimitado, no puede ser expresado con el lenguaje finito. Por consiguiente, los Rishis o Videntes divinos, deseosos de no limitar a lo Ilimitado, eligieron el término “Eso” para designar lo Absoluto.

A  la luz de la verdadera sabiduría, lo fenoménico y el Absoluto son inseparables. Toda existencia está en el Absoluto; y todo lo que existe debe existir en Él. Por consiguiente, toda manifestación es tan sólo una modificación del Único Todo Supremo y no Lo hace aumentar ni disminuir. El Todo, por lo tanto, permanece inalterado.

Superior a los sentidos es la mente,

superior a la mente es el intelecto,

superior al intelecto es el gran Atman,

superior al gran Atman es lo No manifestado.

Más allá de lo No manifestado está el Ser (Purusha) imperceptible y que todo lo llena. Conociéndolo, el mortal se libera y alcanza la inmortalidad.

Su forma no se puede ver. Nadie puede verlo con el ojo. Es percibido por el corazón, por el intelecto y por la mente. Los que saben esto se vuelven inmortales.

Comentario: El supremo, al no tener forma, no puede ser percibido por los sentidos, por lo que todo conocimiento de Él se debe adquirir mediante las facultades más sutiles del corazón, el intelecto y la mente, que sólo se desarrollan mediante la práctica purificadora de la meditación.

Cuando los cinco órganos de la percepción se aquietan, junto con la mente, y el intelecto deja de estar activo: a esto se le llama el estado supremo.

Comentario: Los sentidos exteriorizados (vista, oído, olfato, tacto y gusto), así como la mente agitada y el intelecto, deben ser interiorizados y aquietados. El estado de equilibrio así alcanzado se llama el estado supremo porque todas las fuerzas del propio ser se unifican y concentran; y esto inevitablemente conduce a la visión suprasensorial.

Espero que este artículo te haya servido como una primera aproximación a la sabiduría de las Upanishads y que a partir de aquí puedas profundizar poco a poco en este y otros textos como por ejemplo en el Bhagavad gita que comentaré en algún otro artículo.

Si quieres dejar un comentario puedes hacerlo más abajo o puedes contactar con Aruna Yoga.

Namasté.

LLAMA A ARUNA YOGA
Share This